México debe continuar la apuesta por inversión pública al sector salud: Fanny Arreola

  • En México el gasto público prevalece ligeramente por encima del privado, ya que mientras el público representa el 2.8 por ciento del Producto Interno Bruto, el privado alcanza el 2.7 por ciento

MORELIA, MICH., 07 DE FEBRERO DE 2022.- México debe continuar la apuesta por la inversión pública al sector salud, de manera que el gasto privado no sea mayor que el público, apuntó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La legisladora por el Distrito de Apatzingán, consideró preocupante que dentro de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la tendencia es que el gasto privado en salud sea mayor que el público, lo que implica que son los pacientes los que deben resolver con recursos propios su atención médica.

Refirió que en México el gasto público prevalece ligeramente por encima del privado, ya que mientras el público representa el 2.8 por ciento del Producto Interno Bruto, el privado alcanza el 2.7 por ciento.

“México es la nación más equilibrada dentro de la OCDE, sobre todo al revisar caso como el de Estados Unidos en donde el gasto privado es casi cinco veces mayor que el público”.

No obstante Fanny Arreola apuntó que México aún se encuentra muy por debajo de los parámetros establecidos por la a Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomienda que el gasto público en salud sea del seis por ciento del Producto Interno Bruto.

Apuntó que la diferencia del gasto público en salud que en el vecino país del norte se realiza sobre su PIB del 2.9 por ciento, no es muy diferente al de México, con una diferencia del 0.1 puntos.

La legisladora recordó que la asignación diferenciada de recursos entre los subsistemas de salud existentes en México representa un problema que incide en ahondar la desigualdad en el acceso a este derecho.

“El reto sin duda alguna continúa siendo el eficientar el gasto que en materia de salud se realiza en nuestro país, de manera que la calidad de los servicios se incrementen y los recursos que se invierten sean optimizados”.